Tienes nueva casa y llevas dos meses buscando ese armario en el que todo cabe y que cabe en cualquier sitio. La perfección que, en el fondo, sabes que no existe. Puede que nuestros armarios empotrados en Asturias no representen esa perfección, pero sí una solución capaz de ajustarse, con exactitud, a tus necesidades y a las de tu flamante vivienda. 

Si instalas alguno de nuestros armarios empotrados en Asturias, lo primero que advertirás será que no se trata de un mueble introducido en la casa, sino que forma parte de ella. Como las puertas y las ventanas. Esta sensación que aporta de orden, integración y elegancia es, sin duda, una de sus mayores ventajas.

Algo muy relacionado con su inherente capacidad para aprovechar espacios, hasta aquellos más imperfectos (una inesperada columna, por ejemplo, puede llegar a ser utilizada como soporte de un estante). Además, que el suelo y el techo sean los límites de estos roperos evita que existan huecos vacíos acumulando polvo en esas zonas.

En cuanto al interior, se presta a una infinidad de posibilidades organizativas que siempre podrás diseñar, previamente, a tu gusto, creando y priorizando compartimentos como más te convenga. Tú decides también el estilo y los materiales: si quieres algún espejo o si para las baldas o cajones, prefieres plástico, metal o madera. Para las puertas (la parte más visible) puedes emplear esos elementos, o bien cristal.

Por otro lado, podrás elegir entre puertas abatibles (que son más sencillas, pero ocupan más), plegables o correderas. La ventaja de estas dos últimas es que, aunque su mecanismo es más complejo, sacan mucho más partido al espacio.

Y por si fuera poco, los armarios empotrados se limpian estupendamente. ¿Necesitas más razones para convencerte?

En Armicor solo tienes que contarnos lo que quieres y nosotros le daremos forma. Somos expertos en carpintería y ebanistería. ¡Visítanos!